Home Inicio > El Consejo Coordinador Empresarial

El Consejo Coordinador Empresarial

El Consejo Coordinador Empresarial fue fundado en 1976, como una respuesta del sector productivo nacional a la creciente intervención del gobierno en la economía y la aplicación de medidas claramente populistas. 

Nuestro objetivo es coordinar las políticas y acciones de los organismos empresariales, e identificar posiciones estratégicas con soluciones específicas, que contribuyan a diseñar políticas públicas para elevar el crecimiento económico y el nivel de competitividad, tanto de las empresas como del país.

Como representante e interlocutor del empresariado mexicano, el CCE trabaja para impulsar el libre mercado, la democracia plena, la responsabilidad social y la equidad de oportunidades para la población.

Actualmente, integran el CCE 7 asociados (CONCAMIN, CONCANACO, COPARMEX, AMIS, CMHN, CNA y ABM) y 5 invitados permanentes (CANACO, CANACINTRA, AMIB, COMCE y ANTAD).

Además, fortalecemos nuestra labor con la colaboración de instituciones profesionales como el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), la Comisión de Estudios del Sector Privado para el Desarrollo Sustentable (CESPEDES) y la Fundación del Empresariado en México, A.C. (FUNDEMEX). 

Presidencia

La fortaleza de nuestro organismo se nutre en gran medida de la diversidad de opiniones, necesidades y preocupaciones que hay sobre el presente y el futuro de México.

El empresario es, sin duda, una persona con una visión de crear y hacer, de construir y transformar, una persona que busca generar valor y reproducir la riqueza.

Nuestra responsabilidad con la sociedad debe enfocarse en la generación de más y mejores empleos, fomentar una distribución de la riqueza, en promover los valores que engrandezcan a la sociedad y en exigir que las autoridades cumplan su mandato constitucional.

Los empresarios tenemos el compromiso de interactuar con todos los actores para lograr que México sea una economía competitiva, que México goce de una sociedad plena de libertades, que México tenga una visión clara del futuro.

Tenemos la obligación de facilitar la construcción de acuerdos y consensos, empezando por nosotros mismos, y que éstos permitan darle rumbo y certidumbre al país.

Si contamos con todos los ingredientes necesarios para hacer que este país sea un país exitoso, con claridad de rumbo, con oportunidades para todos ¿qué estamos esperando?, ¿qué tiene que suceder para que todos nos pongamos a trabajar, para construir el país que todos queremos?

Los empresarios de México estamos claros que el escenario que queremos construir es uno en el que los mexicanos nos pusimos de acuerdo, cada quien asumiendo sus responsabilidades y sacrificios.  Este es el escenario en el que pondremos todo nuestro talento, nuestro compromiso y nuestra entrega.

Por ello, los invito a todos a que seamos los arquitectos de esta gran Nación, de este México con el que todos soñamos y que las futuras generaciones se merecen.

Gerardo Gutiérrez Candiani